Blog

Los defectos del vino más comunes

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Hoy en Vino Pasión toca hablar de un tema un poco espinoso: los defectos y alteraciones en los vinos. Tal vez destapemos la caja de los horrores con este artículo, pero, como se suele decir, una vez al año no hace daño. Aclaramos que la mayoría de los defectos no suelen llegar al consumidor final y se considera que tan solo entre el 1% y 2% de los vinos comercializados pueden presentar algún defecto.


Olor a azufre: se produce por los residuos de los tratamientos en el viñedo o por los residuos de la quema de azufre en la desinfección de las barricas.
Olor a reducción (huevos podridos): suena mal, huele mal, pero afortunadamente este defecto tiene fácil solución, simplemente con airear un poco el vino, bien removiendo el vino en la copa o decantando la botella. Suele presentarse con frecuencia en vinos blancos y tintos jóvenes, es originado por la falta de oxígeno produciendo así ácido sulfhídrico.
Gusto a corcho o aroma a moho: desgraciadamente la única solución a este defecto es ir a la tienda y solicitar otra botella o pedir el reembolso. Este defecto, conocido en el gremio como TCA y TeCA, se produce cuando ciertas sustancias cloradas utilizadas para tratar, por ejemplo, la madera de los palés o los alcornoques para el corcho, entran en contacto con el vino.
Olor a cuadra o brett: este defecto se produce al contaminarse el vino con levaduras Brettanomyces en la bodega.
Ahilado o enfermedad de la grasa: el vino adquiere una consistencia aceitosa. Esta alteración se presenta solo en bodega.
Gustos herbáceos: algunas variedades presentan de forma natural esta característica (ej: cabernet  sauvignon) pero en general el gusto herbáceo se origina al vendimiar la uva sin la suficiente madurez.
Precipitaciones, comúnmente llamadas “posos”: son habituales en el mundo del vino y desde la bodega se intenta que esto no llegue al consumidor porque estéticamente no queda bonito, es cierto que esto se considera defecto pero es más bien un defecto estético. Hay que aclarar que en ningún caso las precipitaciones van a ser el síntoma de que el vino está malo, es más, el vino gustativa y olfativamente no va a cambiar. 
- Las precipitaciones en los vinos blancos jóvenes tienen generalmente dos orígenes: sales presentes en el vino y proteínas, en el primer casi observaremos pequeños cristales al mover la botella y en el segundo un enturbiamiento. 
- En los tintos jóvenes lo más frecuente es la precipitación de sales, mientras que en los tintos con crianza el origen suele ser las partículas de color (antocianos) y los taninos, estos son los típicos posos que se acumulan en el fondo de la botella.

Si en alguna ocasión un vino comprado en nuestra tienda saliese defectuoso, Vino Pasión os resituye el vino de forma inmediata sin coste alguno.
 

Horario

Lunes a Sábado

11:00 a 15:00 y 18:00 a 21:00

Primer domingo del mes y Festivos

11:00 a 15:00

Recibe nuestras catas

¿Quieres recibir nuestras próximas catas por Email?

Contacto

Teléfono:

91 011 34 65 / 691 694 490

Email:

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Dirección:

C/ Estafeta Nº 3. Galapagar. (28260) Madrid.

Localización

Layout Type

Presets Color

Background Image